¿Qué ocurre cuando no hay herencia tras un fallecimiento? La herencia se reparte de forma equitativa entre los herederos forzosos. Estos son los descendientes y el cónyuge de la persona fallecida. En el caso de que no hubiera descendientes, serían los ascendientes los que recibirían el dinero y/o el patrimonio.

Herederos forzosos

Por ello, salvo que se haya hecho testamento, ni hermanos, ni sobrinos, primos o ex parejas tienen derecho a nada salvo que no haya ningún heredero forzoso. En este caso la herencia pasaría a los llamados herederos no forzosos que serían, por este orden, hermanos, sobrinos y primos.

Todo es diferente si ha habido testamento. La ley establece el reparto en tres tercios de los cuáles el primero debe repartirse de manera equitativa entre los herederos forzosos, el segundo puede repartirse de la manera que se quiera entre estos mismos herederos y el último tercio es de libre designación pudiendo ser para un amante, un hermano, un primo o incluso una ONG o una institución.

Si queremos ayuda para hacer testamento o tenemos alguna duda legal sobre herencias podemos consultar en Calzada Fiol & González Abogados donde damos el asesoramiento legal que necesitas. Llámanos y pide tu cita cuándo necesites la ayuda de grandes abogados. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad